• Redacción MAA

Agradecimiento de conocer personas en otras culturas



Nacida y criada en San Juan, Puerto Rico he viajado para estudio y trabajo. Algunos viajes en tiempo de vacaciones, sin embargo, el viaje que comencé en febrero 2017 es algo nuevo y diferente que nunca había experimentado. Antes de comenzar “mi viaje”, ahorré dinero por un tiempo, solté a un hombre único, busqué apoyo con asuntos personales de parte de mi hermana, alquilé mi apartamento, dejé mi trabajo y vendí mi carro, sin embargo, hice mucho más que solo esto. Siento que mi viaje comenzó mucho antes de yo darme cuenta y comprar este primer pasaje a Alemania.

Desde pequeña mi corazón me decía que yo pertenecía al mundo, que era diferente en muchas formas, que podría hacer todo lo que me propusiera en la vida, que podía y debía viajar y conocer otros lugares, otras personas. Algo cambió en el camino y dejé que los miedos, las amenazas de la gente, las “noticias” (que son solo malas noticias), la sociedad y tantas limitaciones me aguantaran de conocer todas las bendiciones que tenemos y merecemos en la vida. ¡Es recientemente que verdaderamente he comenzado a sentir lo perfecto que es la vida!

En Alemania, mi primer destino, entendí que mi llamada “simpatía” al saludar o sonreírle a otros era mayormente recibida con timidez y hasta molestia en algunos casos por ser interpretada por otros como una señal de acercamiento que no entendían y no conocían, no sabían cómo responder. Lo desconocido usualmente trae incomodidad pues no sabemos que hacer o cómo reaccionar. Continué saludando a todos con una sonrisa y un saludo dentro de mi limitado vocabulario, a pesar de sentir la incomodidad en ellos pues nuestra naturaleza humana demanda y exige conexión con otros. En vez de adaptarme a la sobriedad y distanciamiento que yo sentía, busque presentar una alternativa diferente a lo que ya existía y sorprendentemente empecé a encontrar personas que me respondía y me saludaban con sonrisa y unas palabras que a veces ni entendía.

Fue en Alemania que me percaté de que yo había desarrollado un positivismo y un optimismo por la vida que se quedará conmigo por el resto de mi vida y que crecerá cada día. Para desarrollarlo y mantenerlo busco hasta sentir, pensar, hablar y ver más paz y amor en todo y todos. Encontrar algo que haga mi corazón sonreír cada día es la clave para la “auto sustentabilidad” de este optimismo tan refrescante y contagioso. Te invito a que busques cada día al menos una cosa, actividad, pensamiento, lectura, fotografía que haga tu corazón sonreír y te enfoques en ello para que veas tu vida TRANSFORMARSE EN ALGO ESPECIAL.

Notas de la Autora:


La doctora Sylvia M Fernández Colorado es una mujer que queriendo expandir las herramientas de la psicología convencional para apoyar a otros se convirtió en escritora y life coach. En febrero 2017 dejo su trabajo, su novio y vendió su auto para lo que ha sido el re-encuentro mas maravilloso consigo misma, algo que ni ella se esperaba... Sigue sus pasos de auto descubrimiento en Facebook Upekkhapr Sylvia Fernandez, Instagram Plan for a Miracle y a través de YouTube Upekkhapr Sylvia Fernandez. Si quieres hacer un donativo por PayPal a través del correo electrónico - upekkhapr@gmail.com

#SylviaFernández #culturas #agradecimiento #viaje #Alemania #simpatía #autosustentabilidad #corazón

52 vistas

PMB 641 HC-1 BOX 29030

Caguas Puerto Rico 00725-8900

Tel. 787-246-2727

  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon
  • White Instagram Icon

©2017 by Mujeres ante la Adversidad.