• Redacción MAA

Yo soy mi sanación y mi diagnóstico



En pasadas semanas les he hablado como investigadora y doctora, pero hoy decido expresarme en otra faceta, como una mujer capacitada en la ciencia, pero fiel creyente en Dios. Hoy dejo al descubierto una faceta muy importante en mi como mujer y profesional, mi faceta espiritual. Si hay algo que mi carrera en el campo de la oncología me ha brindado, es fortalecerme ante el dolor, llenarme de comprensión y ser porta voz de la misericoridia que nuestro Padre Celestial tiene con nosotros, aún en las pruebas más díficiles que podamos experimentar. Mi pasión es la oncología, la ciencia y el servicio, pero mi corazón está en nuestro Padre Celestial y en poder entender mi propósito de vida con mis pacientes. He sido bendecida en poder ser testigo de la cantidad de pacientes, sobrevivientes y cuidadores que han entregado su diagnóstico ante las manos de la medicina, pero han entregado su sanación a Dios. Una herramienta muy poderosa para fortalecer sus esferas físicas, sociales, emocionales y espirituales. Como fiel creyente, comparto mi experiencia de cómo ejerciendo la fe en conjunto con la ciencia, se potencia la salud de los pacientes. Es por eso que esta semana las invito que sean un mosaico de la fe, ciencia y sanación. Porque cada una de ustedes, son su propio diagnóstico y su sanación.

¿Cómo podemos definir el vínculo que existe entre la fe, ciencia y salud?


El ser humano debe estar en equilibrio en cuatro dimensiones principales (física, mental, social y espiritual). Una vez estas dimensiones se encuentren en equilibrio, el ser humano podrá gozar de una vida más gratificante. Cada esfera se puede ver como un “pequeño pedacito” de una obra divina que ha desarrollado nuestro creador. Nosotros, somos el conjunto de esas piezas, como si fuera un mosaico. Sin embargo, cada pedazo de ese mosaico dependerá de la intensidad y la dedicación que cada uno de nosotros le dediquemos en nuestro diario vivir.

¿Qué nos debemos de preguntar para llegar a este equilibrio?

Antes de hacernos cualquier tipo de pregunta, es importante que el individuo entienda su condición clínica, pero también debe manejar el equilibrio entre las esferas que se afectan más debido a un diagnóstico de una enfermedad aguda o crónica, por ejemplo:

  • ¿Qué será lo que me trae verdadera alegría a mi vida?

  • ¿Qué será lo que me trae satisfacción en la vida?

  • ¿Mi felicidad se basa en tener un carro nuevo, una nueva casa, un buen trabajo o lo defino como pasar tiempo con mis parientes y amigos?

  • ¿Qué relación tengo con Dios?

  • ¿Permito que Dios actúe en mi camino?

  • ¿Podrá influir la religión o la espiritualidad en mi salud?

  • ¿Observo mi enfermedad como una oportunidad de cambio?

  • ¿Estoy dispuesto cambiar para sanar?

Aparte de los beneficios que recibimos de la medicina convencional y terapéutica, se ha confirmado en investigaciones del campo de la ciencia y de calidad de vida, que el tener una conexión con un poder superior ayuda al ser humano a lograr un excelente equilibrio para su salud.

Beneficios de la oración en la salud:

• bienestar y disciplina

• mayor concentración y pensamiento positivo

• disminuye niveles de ansiedad y estrés

• fortaleza para enfrentar pruebas difíciles

• paz, fraternidad y solidaridad

• misericoridia con el prójimo, recipientes de amor y comprensión

• integración a la comunidad

• sanación del alma y del cuerpo


Los beneficios de la oración se convierten en valores que incorporamos en nuestra vida, así como incorporamos estilos de vida saludable para beneficio de nuestro cuerpo y salud. De la misma manera que debemos tener cuidado extremo con nuestro cuerpo, también debemos tener mucho amor para nuestra alma y corazón. Mediante el ejercicio de la fe, podemos llegar a tener una vida más plena, equilibrada y tranquila. Los invito a que mediten cuáles son las esferas que necesitan más atención para que de esta manera puedan ser mosaicos únicos en la sociedad. Todos tenemos diferentes pedazos que nos hacen una pieza única ante los ojos de nuestro creador.

Espero este artículo sea de bendición para ti que me lees y puedas compartirlo con otras pacientes de cáncer que así lo necesiten. Sígueme en el # SALUDYCONOCIMIENTOANTELAADVERSIDAD o a través de mi correo electrónico: dra.maricellysantiago@gmail.com.

Datos sobre la autora:


La Dra. Santiago se desempeña como Profesora, Investigadora en Ciencias Biomédicas con especialización en Oncología y directora proyectos de alcance comunitario en el campo de sobrevivencia y cuidadores de cáncer subvencionado por Susan G. Komen Puerto Rico. La Dra. Santiago cuenta con 14 años de experiencia en el área de educación, comunidades, prevención, diagnóstico, tratamiento, manejo de efectos secundarios, derechos a los pacientes de cáncer, sobrevivencia y calidad de vida. Su pasión está en traducir la ciencia para beneficio de la comunidad oncológica puertorriqueña.

#cáncer #sanación #diagnóstico #bendición #fe #pacientes #enfermedad #equilibrio #ciencia #mujerprofesional #mujerespiritual

PMB 641 HC-1 BOX 29030

Caguas Puerto Rico 00725-8900

Tel. 787-246-2727

  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon
  • White Instagram Icon

©2017 by Mujeres ante la Adversidad.